EL FANTASMA Y LA MOMIA, LOS PASTELES DEL TERROR

 

 

INGREDIENTES

 

BIZCOCHO RÁPIDO

4 huevos

1 yogur griego

aceite de oliva suave (cantidad 1 envase de yogur)

azúcar (cantidad 2 envases de yogur)

harina (cantidad 3 envases de yogur)

1 sobre de levadura química

mantequilla para engrasar el molde

fondant blanco y amarillo

 

GLASA

una cucharada de agua caliente

50 g de azúcar glas

 

NATA MONTADA

400 g de nata líquida 35% MG

120 g de azúcar glass

1 cucharita de agar-agar

colorante alimentario

 

 

ELABORACIÓN

 

BIZCOCHO RÁPIDO EN EL MICROONDAS

1

Colocamos los ingredientes en un bol: los huevos, el yogur, el azúcar, el aceite, la harina y la levadura. Batimos hasta obtener una mezcla homogénea.

2

Engrasamos con mantequilla el molde elegido. Nosotras hemos utilizado un molde con la forma de nuestra mascota, pero podéis utilizar cualquier molde con la forma de vuestro personaje preferido apto para microondas.

3

Vertemos la mezcla obtenida.

4

Introducimos en el microondas 5 minutos a 600 w y otros 5 minutos a máxima potencia.

5

Pinchamos con un palillo, si sale húmedo lo dejamos un minuto más.

6

Sacamos del microondas y desmoldamos cuando está tibio.

 

 

GLASA

Mezclamos al agua caliente con el azúcar glas hasta que esté bien diluida.

 

NATA MONTADA

1

Enfriamos en la nevera unos minutos el bol que utilizaremos para batir la nata.

2

Vertemos la nata en el bol (debe estar fría, aproximadamente 10º C) y batimos con las varillas eléctricas hasta que esté semimontada.

3

Añadimos el azúcar glas, seguimos batiendo hasta que esté firme.

4

Agregamos un poquito de colorante con un palillo y mezclamos bien para que se tiña del color elegido.

 

 

 

MONTAJE DEL PASTEL

1

Rellenamos el bizcocho con la nata coloreada.

2

Pincelamos la superficie del bizcocho con la glasa para que la capa de fondant quede bien adherida.

3

Decoramos con fondant el bizcocho relleno. Nosotras lo compramos en pastillas, es una pasta de azúcar y agua parecida a la plastilina pero comestible. Resulta fácil de utilizar si no le tenemos miedo. Amasamos con el fin de ablandarlo con el calor de nuestras manos. Espolvoreamos la encimera con algo de Maizena o azúcar glas y estiramos con un rodillo hasta obtener un grosor homogéneo de 3 milímetros. Nos ayudaremos del rodillo para coger el fondant estirado y colocarlo sobre nuestra tarta.

4

Poco a poco, y con la ayuda de las manos iremos pegando el fondant a la tarta. Con la ayuda de un cuchillo de punta afilada cortamos todos los bordes.

5

Para los ojos de la mascota hemos utilizado el fondant amarillo en ambos pasteles. Para el pastel momia, hemos cortado unas tiras de un 1,5 cm. de fondant blanco estirado, y lo hemos ido colocando sobre el bizcocho con la glasa. Superponiendo cada una de las tiras como si se tratara de un vendaje dejando entrever los ojos de nuestra mascota.

6

Para simular la sábana del bizcocho fantasma hemos utilizado otra pastilla de fondant blanco (300 g) estirado de 3 ml de grosor y lo hemos dejado caer como si se tratara de una tela, agujereando con un cortapasta la zona que corresponde a los ojos.

 

 

 

 PUEDEN INTERESARTE ESTAS OTRAS RECETAS DE MASCOTAS

 

 

 

 

PUEDEN INTERESARTE ESTAS OTRAS RECETAS CON TEXTURA ABIZCOCHADA

 

 

 

 

PUEDEN INTERESARTE ESTAS OTRAS RECETAS PARA LOS PEQUES

 

 

 

 

Print

0
0
0
s2sdefault