SURCANDO EL MAR, SOÑÉ

 

 

INGREDIENTES (4 personas) 

1,2 kg (1 bogavante grande o 2 pequeños)

500 g arroz

1cebolla tierna

200 g de tomate

100 g pimiento rojo

2 l Caldo de pescado o marisco

Pimentón dulce

Azafrán en hebras

Aceite de oliva suave

 

 

ELABORACIÓN

1

Si vais a cocinar bogavante vivo (también podríamos emplearlo congelado), lo mejor es comprarlo el día anterior, aunque podría aguantar vivo un par de días en la nevera. Partimos el bogavante, sus pinzas pueden ser peligrosas, aunque normalmente vienen con unas gomas elásticas para que no las puedan abrir, no las quitamos hasta el final del corte. Colocamos el bogavante en una tabla con el abdomen hacia arriba. Cortamos separando el tronco de la cola. Partimos la cabeza en dos partes simétricas y dividimos el tronco en trozos medianos, aprovechando los anillos del caparazón o trocear en rodajas cada anilla del tronco. Reservamos.

También podemos pedirle a nuestro pescadero que nos lo prepare.

2

Picamos la cebolla y el pimiento lo mas fino posible. Reservamos.

3

Rallamos los tomates. Reservamos.

4

Calentamos el caldo de pescado que deberíamos tener preparado con antelación.

5

Sofreímos el pimiento junto con la cebolla a fuego medio aproximadamente 10 minutos

6

Añadimos las cabezas del bogavante con sus pinzas y sofreímos otros 15 minutos  junto con el tomate.

7

Tostamos brevemente el pimentón en la cazuela, con cuidado de que no se queme y agregamos el arroz para saltearlo.

8

Diluimos las hebras de azafrán al caldo y agregamos a la cazuela. Si queremos el arroz meloso la proporción es de tres veces de caldo por arroz, si lo queremos  seco dos partes de caldo por una de arroz.

9

Añadimos las colas del bogavante a los 10 minutos.

10

Si queremos que el arroz quede caldoso o meloso y vemos que se seca podemos añadirle un poquito de caldo caliente.   El arroz estará listo aproximadamente a los 20 minutos.

  

 

 

Print

0
0
0
s2sdefault